A ESA PLAZA

Con esperanza y tesón,
buscando toda armonía,
dispuse a cerrar mis ojos.
Y mientras estos se abrían
se formaba alrededor
¡la Plaza de la Alegría!

La misma que está latiendo
rebosante de energía,
que gira en un mismo torno
los valores de la vida:
la esencia, el sentimiento,
el descubrir cada día
que hay sitios como este,
¡la Plaza de la Alegría!

Allí también se luchaba
pero el fusil no existía:
las armas eran palabras,
humanidad, melodías
por los Derechos Humanos.
¡Oh, Plaza de la Alegría!
Plaza del quince de mayo,
La Plaza del Nuevo Día.

 

José Miguel Rosa Sánchez

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s