¡A la acracia por la inocencia después de quemar todas las sillas!

Los compañeros de MAE demostraron anoche cómo la lucha en las plazas, que durante todo este tiempo ha estado recluida de puertas adentro – mantenida por unos pocos soñadores-, puede volver a saltar a los teatros y seguir conmocionando, expandir la idea de un nuevo mundo, de la unidad del pueblo con las manos levantadas para guerrear y no para ser esposadas, para liberarse y no para postrarse. En una propuesta escénica que parte de los sonidos, los gritos, las consignas, la poesía de la plaza de Elx (de todas las plazas), de un sistema moribundo al que estamos empezando a darle la puntilla, cómo desde el corazón, desde la inocencia poética -como dice Lizano – podemos cambiar el mundo: el MUNDO REAL POÉTICO. En esta revolución que nace y comienza a palpitar en nuestras calles hay plazas, pero sigue habiendo casas, oficinas, fábricas, bares, teatros, donde los rumores de la lucha llegan apagados por los altavoces mediáticos.

 Es nuestra labor, la labor de los artistas, los poetas, los músicos, los trobadores extender la palabra de las plazas, hacerla visible allá donde los hombres y las mujeres continúan encadenados a una silla, a unas costumbres impuestas durante años, romper con la palabra y la acción esas cadenas para que las plazas se nutran de todxs los hijxs, lxs novixs, lxs hermanxs en pueblo y alma. Los MAE demostraron anoche, con lágrimas en los ojos – las de un Manolo Maciá imbuido de ese espíritu guerrero de la plaza de Elche – que el pueblo avanza y ahora es imparable porque ha tomado las plazas, pero también ha salido de ellas. Anoche, en la sala Carme Teatre vivimos los clamores de la plaza y sentimos la lucha de todos los compañerxs.

 ¡A la acracia por la inocencia después de quemar todas las sillas!

Alicia Martínez

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “¡A la acracia por la inocencia después de quemar todas las sillas!

  1. Un tumulto enciende mi cuerpo,
    revuelta del deseo que es presente.
    Alboroto que rompe el futuro,
    en un ahora, en el recuerdo.
    Aspiración de una noche encontrada…
    El grito en la palabra sacudida
    por el mensaje de la piedra arrojada
    mediante el impulso incierto de tus ojos.
    Tus ojos están escritos en los muros,
    cascadas de luces donde tus colores
    hablan al viento desde la tierra.
    Tú mirada… Tifón que destroza
    al horizonte que limita el mundo
    con lo lejano de tus párpados.
    Te buscare más allá.
    Aquí cerca.
    Te buscare entre los botes de humo.
    Te buscare donde nuestra rosa de fuego
    dispara vida contra los asesinos de sueños.
    Oleré tu sudor entre los contenedores quemados,
    acariciare tu cuerpo entre las llamas…
    Cristales rotos… Gasolina…
    De nuestros ritos nacerán puños
    que sacudiendo mentiras de sueños ilusorios
    conquistarán estimados infiernos.
    Te buscare entre los coches cruzados
    y nuestro aliento jadeante
    será prueba de un encuentro,
    de una amorosa y triunfante batalla.
    Las sábanas serán barricada
    y nuestras sonrisas, violentos gestos placenteros,
    escupirán sangre sobre el asfalto.
    Te amare en el fuego del que arden las calles.
    Te amare como un disparo en el sentido,
    explotare con la alegría de nuestras caras,
    ya no habrá aburrida tristeza.
    Y nada será sino humo de gasolina.
    Amare tu mueca entre las piedras.
    Amare tu piel entre las continuas derrotas.
    Encontrare perderme entre tu cuerpo
    y tu sudor será por fin
    el preciado destino de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s