Tomad una plaza, de Javier GM

Sois las madres y los padres,
sois hijos, sus hijos, mis hijos
los hijos
que buscan la aventura de las voces humanas
pensad en ellos
pensad con ellos

Tomad hijos las flores y las curiosidades
las manos, los pies y
las miradas mullidas en la dureza
en la gestación de los cambios,
trilla, trilla, y siega,
un mundo nuevo está lejos pero se aproxima
lo pide vuestra única Madre
lo dijo Lizano: solo sois mamíferos,
¡yo solo veo mamíferos!

Toma a tu semejante hijo y viceversa
y al amor gritando incontinencia,
exige,
únete hijo, hija a los millones de lenguas
que hablan
no las placas, no las porras,
no los desalojos,
ejércitos de colores
entrañas de la independencia
hijos! Hijos!

Tomad a este retrato de viejo, hombre,
mujer, lana vieja, hombre,
hambre del hombre hacedla ovillo acerado,
músculo soldado,
las cosas importan a vuestros.

Vuestros.
Son vuestros los hijos,
no nuestros los perros, hijos de la perra,
cachorros bestias depredadoras que el capital
amo de los amos
posee vuestro dinero, hijos, espabilad,
el dinero de vuestros
el que sudaron estos viejos de Rolling Stones
que os abrazan, hijas, hijos míos,
detenedles,
sudamos sudamos en las fábricas, en los campos,
en los comercios, en los asfaltos,
se hundieron
se hundieron cargas de ilusiones en los charcos.

Os ponen alfombras persas
para que dejéis caer las rodillas hijos,
tuyos, míos, ausentes, muertos,
maltrechos, pobres y ricos desengañados.

Quered.
Tomad.

Timones que esquiven la ceguera
ciegos políticos corruptos
elegidos por la mentira del discurso
por la pobreza de la culto
por la fragilidad del pensamiento
la huida de la reflexión,
insectos políticos
parásitos,

tomad, tomad de nuevo las flores
porque sois los auténticos dueños,
sentid, oled,
tomad el único reino,
no éste de los Borbones
tomad el reino de los bombones,
el de la cultura mayúscula,
difundid,
tomad los bares, la nación del arte,
los países poéticos de los locos que escriben
en ceremonias de ninfos y ninfas
musas musos y musarañas,
limbos whisky porros
recoged las colillas, tomad, tomad
no dejéis de beber de la lluvia
que algún día llegarán los niños para vencer.

Relinchad como los caballos,
escupid la baba,
corred,

huid de los cabellos de Dios
aparcados en la imprudencia del clero
el peor de los enemigos,
religión maldita, mahomas, alas, todos ellos,
guerras, guerras, guerras,
cuidado hijos,
observad la caída de una bomba,
señal confusa en las homilías y llamadas,
trampa.

Quered Jesucristos, que Dios es un incompetente
el mayor que fabricaron las marañas de escribanos,
inventores de falacias.

Todo es mentira.
Aquí, esto, hoy, luego, mañana, todo es mentira.
Hijas, hijas de las madres, pequeñas costuras de la carne,
hijas del agua, los árboles, el mar,
tomad las piedras de la tierra, las arenas minúsculas
y dejadlas sometidas, dejadlos sometidos
a la bravura mortal del viento
anzuelo natural, refugiados del natural,
coged los continentes grises, pintadlos,
ellos  laten hacia atrás
pintadlos con amor
abrid sus alambradas con paranoia,
tomad cachorros la violencia de los opresores
convertidla en poesía hijas, hijos,

puentes, puentes,
no ficciones, no hay treguas,
los cerdos campan sueltos por sus prados
ciénaga de armas y destrucción,
acordad, rodead,
acordad acuerdos incontrolados para la memoria,
acción.

Y poned a estos viejos a vuestro lado,
sabemos de qué color son y como visten las ratas,
explotadoras,
maltratadoras,
corruptas,
racistas,
no dictaduras democráticas, sordos,
viven en túneles, túneles,
llovedles, hijos, manuales de ética.

¿Éticas?
Éticas y paz, paz, paz,
ausencia escondida, hundida, sacadla a flote,
tomad, tomad, tomad calles y plazas
con los brazos abiertos
imagen invisible para los francotiradores que os esperan.

No sois el blanco, son ellos.
Llevadme, llevadnos hijos
a morir balbuceando junto a vuestros sueños,
edén incierto,
futuro, futuro, futuro, hábitos humanos,
humanidad, desead humanidad, hijos,
tomad a quemarropa las estaciones,
no cobardía,
malabares con los sicarios del planeta
los que tienen escolta, chófer,
y vuestro dinero escondido en los paraísos fiscales,
hijos del perro y la perra,
el paraíso es la conciencia.

Apuntalad, hijas, hijos, el soporte de lo que se derrumba.

Ya no podemos,
solo aliento empuje contagio ganas,
somos viejos en montañas hondas, fragmentos,
sois sangre limpia,
tomad estos residuos y elaborad un golpe,
un golpe tras otro de silencios imposibles,
un grito que no termine.

Acción.
Hacedlo.
Hacedlo,
cambiad el cautiverio por la obsesión.

Os amamos.
Os amamos.
Os amamos.
Semen inacabado en las lentitudes.
Simiente semen.

Estos viejos ya no se cepillan los dientes
ni se cortaron la lengua,
Callar es un verbo extinguido.

Tomad,
tomad la palabra,
no os tomen por locos.
tomad una plaza.

Javier Gm    Mayo de 2010

Con agradecimiento a Javier GM y los poetas que se reunen en el CARPE DIEM

1 comentario

Archivado bajo POEMAS

Una respuesta a “Tomad una plaza, de Javier GM

  1. Javier Gm

    Pedro, poeta, amigo… gracias a ti por llegar al Carpe; ya es tu casa. Un abrazo mayúsculo y sincero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s